septiembre 19, 2013

[ CLÀSICOS DE LA COVACHA ]



.:: EL CÓMIC YA NO ES PARA TODOS ::.
[Por :: Raúl Pantoja]

[Foto: Jharvis]
En las décadas de los 50, 60 y 70, era común encontrar hasta 500 títulos de cómics diferentes cada semana en los puestos de revistas de toda latinoamérica precios muy accesibles incluso para un niño. 

Era posible encontrar estos "cuentos" desde $1.00 mexicano hasta los ya muy costosos anuarios o extraordinarios en $3.00 pesos mexicanos; aún así, inclusive un joven lector de escasos recursos podía llevarse un titipuchal de historietas y soñar con tener súper poderes y disfrutar de sus personajes favoritos. 

La lista de títulos que se podía ver en los puestos de revistas cada semana en México era interminable, por parte de Novaro podíamos disfrutar los títulos de superhéroes como Superman, Batman, Supercomic, Baticomic, Marvila, Conan, Cuentos de Misterio, el Halcón de Oro, el Llanero Solitario, El Spirit, Flash Gordon, Relatos Fabulosos, Tarzan, Titanes Planetarios, Mi Gran Aventura, Morgan el Guerrero audaz, entre otros.


También estaban los títulos infantiles, de comedia o de monitos como Archí, Beto el Recluta, el Gato Félix, Chiquilladas, Daniel el Travieso, Cuentos de Walt Disney, Variedades de Disney, el Conejo de la Suerte, el Pájaro Loco, Fix y Foxy la Pequeña Lulú, la Zorra y el Cuervo, Lorenzo y Pepita , Domingos Alegres, Popeye, Periquita, Porky, Ricky Ricon, Tom y Jerry, y un larguísimo etc.


Pero ahí no terminaba la cosa, a esa interminable lista que nos ofrecía Editorial Novaro se sumaban los títulos de historieta totalmente hecha en México como: Mujeres Celebres, Arsenio Lupin, Aventuras de la Vida Real, Fantomas la Amenaza Elegante, Estrellas del Deporte, Epopeya, Historias del Cristianismo, Joyas de la Mitología, Hatha Yoga, Grandes Viajes, Leyendas de América, Vidas Ilustres, Vidas Ejemplares... y estos eran complementados por otros temas como los románticos y los Western del viejo oeste con títulos como Hopalong Cassidy, Roy Rogers, Jonah Hex, Susy secretos del Corazón, Historias de Amor y muchísimos más.


[Así se vería un puesto con cómics de La Prensa]
Al mismo tiempo, Editorial La Prensa publicaba otra gran cantidad de cómics para deleite de chicos y grandes, enfocándose en los cómics de Marvel, Charlton y Harvey, e incluso algunos hechos en México, con títulos como: El Sorprendente Hombre Araña, La increíble Mole (Hulk), el Capitán América, los 4 Fantásticos, los Vengadores, los Invencibles del Siglo XX, Dr. Centella, el Deslizador de Plata, Cuentos de Brujas, Cumbres de Tortura, Misterios del Gato Negro, Mundos de Terror, Vulcano el Bárbaro, el Príncipe de la Atlántida, el Halcón Negro, Petronila, Relámpago el Ser Increíble y una interminable lista de títulos.


Pero ahí no acaba todo, además de este par de monstruos que nos atiborraban de cuentos en los puestos de revistas existían otra cantidad de editoras un poco más pequeñas como: Editora Sol, Temporae, Ema, Proteo, Ediciones Latinoamericanas, Joma, Continente, Herrerías, Macc División, Panamericana y muchas otras que son un poco más pequeñas pero que agregaban más oferta para todos los lectores mexicanos y latinoamericanos.


Por supuesto, no nos olvidamos de Editorial Argumentos que después se convirtió en Editorial Vid, donde muchísimos dibujantes y creadores mexicanos tuvieron su primera oportunidad y que lamentablemente hoy están prácticamente en el olvido, para los generaciones de lectores actuales.


Sí señores, para los que piensan que hoy en día Televisa es la editorial que más títulos ha publicado en nuestro país, están en un error. En estas décadas que menciono eran lluvias de títulos y era muy barato comprar y leer tus cuentos favorito (así es, cuentos, como se les llamaba antes).


Esta gran época de Oro de la historieta en nuestro país empezó desde mucho antes, desde los años 30, con el Pepín, Paquin y Chamaco, historietas que llegaban a publicar diariamente sus cómics y que vendían hasta un millón de ejemplares.


[Niños leyendo cómics. Foto: Jharvis]
Desafortunadamente, en los años 80 bajó esa intensidad de títulos y surgieron los "Sensacionales" que invadieron los puestos de revistas; después vino Vid y La muerte de Superman y su "Boom" que convirtió al cómic en un artículo de lujo que, lamentablemente, ya no era para todas las clases sociales. Se volvió un articulo costoso, que ya los mexicanos no podíamos leer por decenas o por cientos como lo hicieron nuestros padres o abuelos.


Ahora la cosa es muy distinta con Televisa y sus pequeñas "competencias" Kamite y Bruguera, que aunque nos traen una amplia galería de cómics, desafortunadamente ya no llega a las masas, ya que sus tirajes no rebasan los 10 o 15 mil ejemplares, salvo raras excepciones, además que sus publicaciones son caras para la mayoría de los chavos, ya no hablemos de niños que quisieran formar una colección y gastar su dinero en cuentos.


Dudo que alguna vez vuelva esa época en donde el cómic era accesible a todo el público aunque se hiciera con un papel económico o de menor calidad, menos con los medios digitales que hoy existen como el Internet, Videojuegos, Cine y Televisión, que se vuelven una competencia para que un niño o un joven se vuelva lector de cómics, ¿ustedes qué piensan?

[Las imágenes que acompañan este texto son de un amigo mío; fueron captadas en Lima Perú en la década de los 70, cuando todavía los puestos estaban llenos de cuentos, o chistes como los llamaban allá, y que inclusive los rentaban para que todos pudieran leerlos... ¡Nostalgia Pura!]

6 comentarios:

Lycosidae dijo...

igual muchos morros de hoy prefieren una tablet o un celular pa "facebookear" :(

interesante recuento de lo publicado

every day is like sunday! dijo...

Lo que también es cierto es que, los niños prefieren el manga antes que nal cómic.

every day is like sunday! dijo...

Lo que también es cierto es que, los niños prefieren el manga antes que nal cómic.

Jorge Armando Rojas de Luna dijo...

Me encantó este artículo porque refleja mucha nostalgia y una gran verdad: el comic ya es accesible a las masas como antaño, porque a los aspectos que menciona el buen Raúl Pantoja, también habría que mencionar a los acaparadores y demás fauna nociva, que con el pretexto de la libre oferta y demanda, se olvidan de valores morales como la honestidad y el respeto. Saludos y que vengan más artículos como este...

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

Spike Valentine dijo...

Bueno, también cabe destacar muchos paradigmas culturales entre esas épocas y hoy en día.
La inflación no estaba tan agresiva, y aún considerando eso muchos de los creativos de cuentitos nacionales se quejaron de abusos y malas pagas, cosa que no ha cambiado.
El influjo de franquicias extranjeras por todos los medios con un standard de calidad más rigurozo ciertamente acapara la atención. La elaboración de cómic aquí en cuanto al nivel artístico ha estado muy mediocre desde los '90s.
Con el acceso a internet, la TV, los videojuegos y demás cosas que antes no eran ordinarias para el niño promedio ha hecho que los chavos no lean nada.