febrero 06, 2013

[DESDE EL CORREO DE LA COVACHA]



.:: UN HÉROE SIN REDENCIÓN :: Apuntes sobre un cómic de ruptura.
(Irredeemable, Mark Waid; Editorial Bruguera, México, 2013)
Por Edex

“Si alguna vez te encontraras en una cama estéril con tus órganos internos expuestos bajo la luz de las lámparas en el techo, estarías rezando porque te toque un cirujano que pudiera operar y editar con el mismo tipo de valentía electrizante con el que Waid logra esta obra maestra… Es como una cirugía a corazón abierto, efectuada con los ojos vendados y una espada samurái.”
Epílogo de Grant Morrison a Irredeemable


1.- La historia

No hay perdón posible para aquel que asesina a sus amigos y destruye todo aquello por lo había luchado antes: valores, ideales, justicia, personas. Esta es la premisa básica que se presenta en Irredeemable, o Irredimible - palabra que designa a aquel que no puede poner fin a un dolor, penuria, burla o humillación.

 Desde el título, el cómic nos presenta una situación que creeríamos imposible para un superhéroe que incluso es más poderoso que Superman: la incapacidad para poder luchar contra una fuerza psicológica que le lleva a elegir su propia autoderrota.

Irredeemable es la historia de una larga caída en el infierno personal de alguien que asumió originalmente ser el protector de la humanidad y de la forma en cómo, paso a paso, fue construyendo a su alrededor una maquinaria cuyos engranajes comenzaron a triturarle sus esperanzas, afectos y cordura. La energía que mueve la máquina no proviene únicamente del superhéroe, también está impulsada por un mal colectivo que anida en la sociedad de la que éste se vuelve reflejo. 

Mark Waid trabaja con los convencionalismos del cómic y los extiende hasta romper con ellos: el superhéroe al que todos quieren, admiran e imitan; la novia o esposa que comparte con el héroe su secreto, los finales felices donde vidas son salvadas de un mal que siempre viene de fuera: extraterrestres, comunistas, locos inadaptados; la victoria del héroe que representa el orden social. Aquí no hay nada de eso, hay una crítica social feroz en una situación en la que el héroe de cómic es arrojado a un mundo de rechazos e incomprensión hasta caer en la locura. Por ello la lectura de Irredemable se vuelve una experiencia fascinante, no soló por la utilización puntual de recursos narrativos que mantienen al lector en permanente suspenso, sino también por los giros sorpresivos y porque el peso de la historia recae en el drama de las continuas decepciones a las que se enfrenta Plutonian.

Irredeemable se convierte entonces en un cómic en el que la batalla fundamental entre el bien y el mal no está fuera del superhéroe, sino dentro de sí mismo, por lo tanto es una obra que disecciona la construcción del mal y sus diversas motivaciones.

La locura es uno de los temas centrales que trata Irredemable, pero no de la locura que aparece de un día para otro sin ninguna justificación, sino de aquella que se va destilando lentamente en el corazón y la mente de los individuos y la sociedad hasta personificarse en la venganza de Plutonian. Una vez puesto este escenario catastrófico donde esta Superman alterno se convierte en un asesino genocida, aquellos que luchan contra él (antiguos amigos y enemigos) se convierten en una débil esperanza para detenerlo. Es por ello que no encaja en la lectura “normal” y adolescente de superhéroes de cómic, esta obra es para aquellos que buscan alternativas a los cóomics tradicionales (a veces repetitivos y sin mayor trascendencia).

Irredeemable es una lectura imprescindible precisamente porque busca profundizar en el comportamiento humano en medio de una historia de crueldad y esto es, en sí mismo, una propuesta que marca un punto y aparte en la historia de los cómics. Definitivamente es una lectura para adultos.

2.- Reseña con spóilers

El primer número de la historia inicia con una persecución y con la primera demostración de poder y crueldad de Plutonian al asesinar sin piedad a una familia completa. Esta es una parte fulminante en la que Mark Waid presenta el extravío inhumano de Plutonian. Son dos hechos que lo describen nítidamente: con su mirada calórica mata a una mujer y a un bebé indefensos a quienes calcina hasta dejar en los huesos; posteriormente el padre suplica por la vida de su hija justificando que “es solo una niña” a lo que Plutonian responde que sabe lo que es: “una masa de carbono, átomos y biolectricidad”; asesina al padre frente a su hija y hace explotar la casa, no sin antes decirle a la niña que es un “superhéroe”. Inicio escalofriante seguido con una desconcertante vuelta al pasado cuando Plutonian salva al público de un estadio de béisbol de un robot que tiene una bomba nuclear.

                El recuerdo de lo que fue Plutonian es narrado por Sam, su antiguo compañero de aventuras a otro grupo de superhéroes (llamados El Paradigma) que resisten la embestida de Plutonian contra el mundo entero. La narración llega hasta el punto en el que Sam recuerda como le atravesó la cabeza con sus rayos oculares; está muerto y habla desde una tumba a la que pide regresar. En ese momento Plutonian irrumpe en escena y gracias a unas puertas interdimensionales el grupo de superhéroes consigue escapar. Aquí termina el primer número, pero solo es una pequeñísima prueba de lo que acontecerá en el segundo número.

                Da la impresión de que el primero y segundo número debieron publicarse juntos en una misma edición. La sorpresa que causa el número 1 sólo puede entenderse en su verdadera y horrible dimensión cuando se lee el número 2. Los héroes no saben casi nada de la vida de Plutonian. Su identidad es secreta y alguien menciona a una novia. Se dispersan con la misión de reunir los datos suficientes para descubrir los límites de sus poderes e información que permita detenerlo. Es así como Kaidan busca a la “novia” de Plutonian: Alana Patel.

Aquí se hace más fuerte el paralelismo entre Plutonian y Superman: Alana es una ingeniera de sonido que trabaja en una estación de radio en la que trabaja Dan Hartigan, un tipo tímido que está enamorado de ella pero al que no le hace caso. Plutonian se enamora de Alana en cuanto la ve, así comienza a disfrutar de fama y de los beneficios de volar a la playa abrazada del héroe del momento. Hasta que Dan Hartigan decide confesarle a Alana que en realidad él es Plutonian

En este punto de la historia aparece un nuevo personaje: el mundo que rodea a Plutonian y la forma en que reaccionan ante él. Alana se sorprende de la noticia pero, enfurecida e indignada por “su engaño” y su “burla”, corre a contarle a sus compañeros la revelación de la identidad de Plutonian. Sus “compañeros” ambiciosos dan a conocer en la radio la noticia exclusiva de la personalidad secreta de Plutonian. Éste, enfurecido, destruye el satélite que transmite la señal de radio antes de que ésta llegue al planeta; regresa con sus compañeros de trabajo a los que hace ver que sus vidas corren peligro por saber quién era en realidad, ya que sus enemigos podrían torturarlos o asesinarlos para conocer su vida privada. En el acto final, Plutonian perdona a Alana y le pide matrimonio. Dice que sabe que ella lo ama. Ella vuelve a rechazarlo y le dice que ni siquiera lo conoce.

Vemos entonces una series de rechazos y miserias humanas a los que se enfrenta Plutonian y ante los que parece ser terriblemente débil. En el primer número, después de derrotar al robot gigante y su bomba atómica, capta comentarios de la gente que ha salvado en los que hay agradecimiento, asombro pero también insultos y desprecio. Alcanza a escuchar como alguien dice “…sólo es un loco en ropa interior”. Y es entonces cuando se pueden atar algunos cabos para comprender los planteamientos fundamentales sobre los que se va a desarrollar la historia y el verdadero sentido de lo que ha hecho Plutonian. ¿Cómo ha llegado al punto de destruir casi por completo una ciudad entera y a sus habitantes? ¿Cómo la maldad nace y se reproduce hasta terminar apilando miles de cadáveres?

La pregunta que se hace Waid es sobre la posibilidad de que Superman creciera en una realidad parecida a la nuestra, en un planeta donde rige el miedo, el egoísmo, la falta de piedad y agradecimiento. Un Superman inseguro, rechazado o manipulado por sus padres y al que lo ha invadido la soledad y el odio, pero que conserva bondad y generosidad, hasta que el lado humanista es derrotado. 

Irredeemable es el recuento de esos sucesos y de la lucha que emprenden sus amigos para detenerlo, creyendo que pueden hacer que recapacite y vuelva a ser el héroe que necesita el mundo. Sin embargo, cuando Alana dice “Plutonian se ha desquiciado y convertido en alguien despreciable, solitario y sin piedad… todos vamos a morir” no entiende que eso ha sucedido por que Plutonian sólo es el reflejo del desprecio que hay en la misma sociedad. ¿Hay lugar para la esperanza? Lo que nos dejan ver estos dos números es la posibilidad que se juega en la amistad y la defensa del humanismo aún en las peores condiciones. De ninguna manera el “realismo” es sinónimo de la imposición del más fuerte sobre el débil como destino y tragedia (¡Corran a ver Django Unchained!).

3.- La edición

                El renovado interés por los cómics ha  atraído a nuevas editoriales que se están aventurando en la edición de cómics en México con una amplia variedad de propuestas y temáticas. Y vaya que el movimiento que provocó Marvel México hace siete años demostró que el mercado de cómics, aunque todavía modesto, está ávido y en plena expansión. ¿Hasta dónde puede llegar el negocio y los bolsillos de los consumidores para adquirir toda la  oferta? No lo sabemos, pero se agradece que, de entre tantas opciones en el mercado, Bruguera dé un ejemplo de atención, cuidado y respeto por la edición, traducción y lo más importante: respeto al lector. 

Desde que se anunció el proyecto, Daniel López Piñero y el resto de su equipo han utilizado el internet para interactuar directamente con fans, blogs y potenciales consumidores y recibir comentarios, sugerencias y propuestas. La propuesta es arriesgada, pero en la era del internet la mejor difusión que pueden tener es la propia calidad del producto: demostración de muchísima seriedad y compromiso. [Ya comentaré sus otros proyectos dirigidos al lector clásico de cómics como Transformers y G.I. Joe]

Excelente calidad en papel, portada plastificada, claridad de impresión y colores; otros detalles que hacen la diferencia y crean familiaridad es el hecho de que el editor, Daniel López, ofrezca amables palabras de bienvenida a los lectores y además la introducción del autor Mark Waid. Otro plus y nuevas sorpresas: el tamaño de la edición norteamericana es de 26 cm. X 16.8 cm., mientras que el número 1 es ligeramente un poco más grande: de 26.2 cm. X 17.1 cm.; para el número 2 es de 26.4 cm. X 17.1; es decir que el número 2 es notablemente más grande que la edición norteamericana (desconozco si así se editen en la edición norteamericana de Boom!, lo estoy comparando con el número 1 de Ultimate Spider-Man edición E.U.); además, este último se vendió en puestos de revistas en bolsa de plástico cerrada con un cartón.
                Aún así hay aspectos criticables, el dibujante Peter Krause pone énfasis en las expresiones de los rostros aunque descuida los fondos y el terminado de sus trazos. Ya en lo que respecta a la propia edición la tipografía utilizada puede mejorar.

                Llama la atención que en el número 2 incluye el epílogo de Grant Morrison que originalmente aparecieron en el número 1. Fue una decisión acertada ya que el potencial de Irredeemable, como lo mencioné anteriormente, se puede percibir hasta el segundo número. 

Por todo lo anterior Irredeemable es un cómic de colección y espero que se publiquen en México los 37 números que integran la historia. Ojalá más lectores se unan a disfrutar esta impresionante obra.    

¡¡Salud!!!

En estos enlaces una entrevista de La Covacha con Daniel López Piñero, donde habla de otros proyectos: Transformers, G.I. Joe y The Traveler.

5 comentarios:

Jean Paul dijo...

Excelente reseña, tocas perfectamente todos los puntos que hacen de estas historia un "must have".

Edex dijo...

Edex:

¡Gracias por tu comentario Jean Paul! La próxima semana haré una reseña de los tomos I y II de The Walking Dead, Hellraiser de Kamite y los primeros 7 números de lo publicado por DC México.

Jorge Zurita dijo...

Muy buena reseña, espero sinceramente que la Bruguera y La Covacha sigan así. Personalmente, no encontré el #1 de Ireedeemable, pero leí el #2 y me gustó mucho. También The Traveler #1 me gustó un montón. Es más, no puedo esperar para Ireedeemable #3 ni Traveler #2, ¿cuando sale Incorruptible #1? Edex, espero esas reseñas, pero ¿de los 7 números primeros o de los 8 o los 9? porque seria mejor hacerlo de más números. XD. Deberian de pagarles por hacer esas reseñas, saludos.

Edex dijo...

Gracias Jorge:

El mejor pago son comentarios como los tuyos que motivan a seguir realizando reseñas y análisis como invitado desde el Correo de la Covacha.

Traveler también me pareció muy interesante, aunque hasta ahora la historia me ha ofrecido poco para hacer la reseña; apenas han presentado al personaje y algunos de sus poderes. Aquí hay un dato curioso: las notas del traductor que explican el "aura cronal" o algo así. A mí me pareció un detallazo del traductor y de la edición por incorporarlo. SE ve que no se quieren cometer los mismos errores de traducción en Marvel o DC. Me asombró que en el podcast de Los Superweyes les hubiera causado mucha gracia.

Respecto a los nuevos 52 quiero revisar el desarrollo de estas primeras sagas (la mayoría duro seis o cinco números) y ver el inicio de la siguiente. Sobre todo pensando en ver si estas renovaciones de personajes prometen un giro auténtico o solo están removiendo el polvo un poco para atraer a atención.

Supongo que Incorruptible será lanzando solo si Irredeemable logra conseguir un grupo sólido de lectores que le permitan permanecer en el mercado. Por eso la mejor publicidad, considero, es la opinión que es transmitida por los propios fans y lectores.

Saludos!!!

Valentín García dijo...

Comparto la opinión del buen Edex, Irredeemable es compra obligada.

Incorruptible saldrá en junio, ya confirmado.